banner chat

Entrar al Chat

REPRODUCTOR

EMITIENDO 24 HORAS NON STOP
SONANDO: Estamos emitiendo...

EMISIONES EN DIRECTO

miércoles, 1 de septiembre de 2010

AUMENTA LA POLÉMICA ENTORNO AL LOVE PARADE

La firma Lovapent, organizadora de la última edición del Love Parade, acaba de presentar un pequeño documental por medio del cual pretende señalar a los auténticos responsables de la tragedia que sacudió a Duisburgo y a toda la cultura electrónica el pasado 24 de julio. El cortometraje explicativo, basado en diversos registros de las cámaras de vigilancia, declaraciones de testigos oculares, documentos, informes de prensa y demás, se encuentra complementado con veintidós horas de video.
El pasado 24 de julio el festival Love Parade terminó con un trágico incidente que se llevó la vida de veintiuna personas y dejó heridas a otras quinientas once. A poco tardar, llevados del desconcierto producido por la desgracia, los miembros de la organización y los de diversas instituciones gubernamentales de Duisburgo comenzaron a echarse la culpa unos a otros. Ahora, con toda la documentación visual reunida y presentada por quienes organizaron el evento, las especulaciones dan un nuevo giro mostrando ciertos aspectos del accidente que antes no se habían tenido en cuenta.
En esencia, Lovapent señala al aparato policial como responsable directo de la tragedia. Según el material presentado, la policía habría montado tres cordones de contención en torno a los diversos accesos del recinto, y ese procedimiento, de momento sin basas, fue el que habría congestionado todas las vías de circulación provocando que la gente terminara acorralada en distintos puntos. La publicación del documental y demás videos no aclara, sin embargo, las verdaderas intenciones de Rainer Schaller, cabeza de Lovapent.
Si bien puede que haya muchas personas realmente interesadas en dar con los verdaderos culpables de la tragedia, también están aquellas que deben preferir que, por respecto a las víctimas y a sus familias, los organizadores se abstengan de continuar buscando respuestas; más que arrojar luz sobre los hechos acaecidos aquel fatídico 24 de julio, el abundante material publicado parece acercarse peligrosamente a una suerte de justificación evasiva y cobarde por parte de la organización. Tal es así que el hecho de que Rainer Schaller haya declarado que si él no hubiera organizado el evento la gente estaría aún viva, no lo exime de culpa, y tanto menos le da vía libre para que ahora se tome la libertar de señalar abiertamente a los miembros de la policía como los mayores responsables de lo sucedido.
Si antes la culpabilidad pasaba de manos de los organizadores a las de los miembros de diversas instituciones gubernamentales de Duisburgo, la inclusión de la policía en este “juego de pasarse la pelota” no hace más que agrandar el embrollo, alejando aún más aquellas respuestas que acaso podrían llegar a sosegar un tanto los ánimos de las personas que las esperan. En definitiva, con arreglo a todo lo apuntado, los amigos y familiares de las víctimas, entre ellas dos jóvenes españolas, están en todo su derecho de considerar una desvergonzada falta de respeto esta movida infame que acaba de hacer la firma Lovapent.
Love Parade | Web

No hay comentarios: